El dolor de espalda no descansa en verano: sus causas más frecuentes

Con la llegada del verano, generalmente contamos con mayor tiempo para el ocio y el descanso, dejando de hacer algunos hábitos de la rutina diaria, como ir a trabajar o realizar determinadas actividades deportivas, de forma que nuestro cuerpo descansa y no se daña tanto. En cambio, otras, pueden ser en cierta medida perjudiciales y pudiendo llegar a producir dolores en la espalda o incluso empeorar el dolor y convertirse en un dolor de espalda crónico. En este post hablamos cuáles con las causas más frecuentes que provocan el dolor de espalda en verano y los consejos para ayudar a prevenirlo.

Factores que empeoran el dolor de espalda en vacaciones

Factores que empeoran el dolor de espalda en vacaciones

El verano es una época donde no solo está pensado para descansar y evadirse de la rutina diaria y el estrés generado en el trabajo. Lo cierto que planificar las vacaciones también puede causar estrés, uno de los principales motivos que provoca la aparición de problemas de espalda.

Causas del dolor de espalda en verano

Se puede encontrar un amplio abanico de causas del dolor de espalda relacionadas con las buenas temperaturas del verano, el ocio y la diversión.

Si hay algo que predomina durante el verano son las escapadas y los viajes largos a la playa o a los destinos favoritos para desconectar de la rutina diaria por unos días. Cuando estos viajes de verano son largos aparece un dolor de espalda, al permanecer muchas horas sentados en el coche y generalmente, sin parar antes de llegar al destino, por lo que se reduce la movilidad. Dormir en los viajes, también es otra de las causas más frecuentes del dolor de espalda, de forma que se adoptan posiciones perjudiciales para el cuello y la columna vertebral.

El cambio de cama y almohada en vacaciones, también afecta y provoca alteraciones en la columna, lo que contribuye, además, a un descanso insuficiente en vacaciones.

Para muchos, el verano se convierte en época de cambios en cuanto a la práctica de actividades deportivas. Lo cierto es que si no se está acostumbrado a hacer ejercicio, practicar deporte con el buen tiempo del verano puede generar contracturas, precisamente por la falta de entrenamiento durante el resto del año.

Por otro lado, el estrés que se ha ido generando por diversas causas ha provocado tensión en la musculatura, por lo que relajarse de golpe en vacaciones puede generar que aparezcan contracturas y dolor de espalda.

Causas del dolor de espalda en verano

La carga de peso y el equipaje provoca dolor en la espalda, pudiendo derivar en problemas lumbares por el esfuerzo realizado.

Finalmente, los cambios bruscos de temperatura del organismo y el paso del calor al frío del ventilador o el aire acondicionados no solo pueden ocasionar resfriados, sino que también el aire acondicionado puede afectar al bienestar de la espalda, y una contractura por este motivo podría ser dolora y molestar durante el periodo de vacaciones.

Cómo evitar el dolor de espalda en verano

La espalda es una de las zonas del cuerpo humano que más puede sufrir en verano. Aprender a cuidar la espalda en verano y tomar precauciones para minimizar el impacto de las altas temperaturas del verano y los cambios de hábitos en el cuerpo y evitar riesgos de contracturas o lesiones es fundamental.

Consejos para prevenir el dolor de espalda crónico con el calor

Si se utilizan aparatos de frío para combatir el calor, se recomienda mantenerlos aproximadamente a unos 22 grados, pues una exposición de la espalda y la columna vertebral al frío afecta a la musculatura de la misma. El aire frío sobre la espalda provoca contracturas de la musculatura paravertebral, en especial las cervicales.

En verano, las altas temperaturas aumentan el sudo, de forma que disminuye la cantidad de agua que circula por el organismo. Para evitar que los tejidos del cuerpo humano y, en especial los de la columna, conviene hidratarse bebiendo líquidos con frecuencia.

Para evitar dolores y problemas de espalda derivados del equipaje, es importante buscar maletas y mochilas de manera que se reparta bien el peso de las mismas, ajustando, de la mejor manera posible, los tirantes la espalda.

Consejos para prevenir el dolor de espalda crónico con el calor

En los viajes largos, si se realizan en transportes como el tren o el avión es conveniente dar paseos por ellos cada poco tiempo con el fin de evitar entumecimiento de la musculatura del cuerpo y prevenir, con ellos, dolores. Si, en cambio, el viaje a las vacaciones es en coche, es importante adaptar el asiento y mantener una buena postura durante el trayecto, parando cada cierto tiempo para estirar las piernas y la espalda.

En la playa o en la piscina, se recomienda utilizar una silla o tumbona antes que tumbarse en la arena de la playa o en el suelo, cambiando con frecuencia de postura y dando paseos.

Especial cuidado también a la hora de entrar al baño, evitando las zambullidas bruscas, pues es muy frecuente las lesiones traumáticas de columna cervical causadas por golpes los golpes de cabeza contra el suelo.

¿Padeces alguna lesión traumatológica de columna? En ICAC contamos con traumatólogos expertos en cirugía avanzada mínimamente invasiva para el tratamiento de los dolores de columna con más de 10 años de experiencia. Pide cita con nuestro equipo y mejora tu calidad de vida.

Deja un comentario