Espondilitis anquilosante: síntomas, causas y tratamiento

La espondilitis anquilosante, una forma crónica de artritis

La espondilitis anquilosante se trata de una enfermedad inflamatoria que, con el paso del tiempo puede derivar en una fusión de las vértebras de la espina dorsal, de forma que esta se hace menos flexible y aparece una postura encorvada. En este post hablamos sobre la espondilitis anquilosante, sus síntomas y causas más frecuentes, así como el mejor diagnóstico y tratamiento para esta enfermedad. No te pierdas nada en este artículo.

Diagnóstico y tratamiento de la espondilitis anquilosante

¿Qué es la espondilitis anquilosante?

La espondilitis anquilosante es una enfermedad inflamatoria crónica que afecta fundamentalmente a las articulaciones de la columna vertebral. Se trata de una enfermedad que, según la Sociedad Española de Reumatología, afecta a entre el 0,5% y el 1% de la población cuya incidencia es de 7 casos por cada 100.000 habitantes al año, más comúnmente presente en hombres que en mujeres, en los que suele aparecer entre los 20 y los 30 años de edad.

La espondilitis anquilosante se conoce por ser una forma crónica de artritis, la cual afecta mayormente a los huesos y las articulaciones en la base se la columna, donde esta se conecta con la pelvis.

Síntomas de la espondilitis anquilosante

Los signos y síntomas de la espondilitis anquilosante normalmente comienzan en la edad adulta temprana. Los primeros signos incluyen dolores y rigidez en la zona lumbar y la cadera, normalmente por las mañanas y tras periodos de inactividad.

Dolor en la zona del cuello y el cansancio del paciente son otros de los síntomas más comunes de la espondilitis anquilosante.

La fusión de las articulaciones de la columna vertebral puede probar una limitación de la movilidad de la columna, lo que deriva en una pérdida de la flexibilidad de la misma y rigidez.

Qué es la espondilitis anquilosante

Otras partes del cuerpo que pueden verse afectadas por una espondilitis anquilosante son:

  • Inflamación y dolor de las articulaciones de los hombres, rodillas y tobillos.
  • Articulaciones intercostales y el esternón.
  • Inflamación y enrojecimiento de los ojos.

Causas de la espondilitis

Actualmente, no se conoce la causa de la espondilitis anquilosante, pero lo cierto es que parece existir predisposición genética. En particular, las personas que cuentan con el gen que se conoce como HLA-B27 cuentan con un mayor riesgo de padecer una espondilitis anquilosante.

Lo cierto también es que muchas de las personas que tienen este gen nunca padecen de esta enfermedad.

Diagnóstico y tratamiento de la espondilitis anquilosante

El diagnóstico y  tratamiento para la espondilitis  busca aliviar los síntomas y prevenir o retrasar deformaciones, así como ayudar al paciente a continuar con sus actividades diarias y mejorar su calidad de vida.

Síntomas de la espondilitis anquilosante

Diagnóstico de la espondilitis anquilosante

El diagnóstico de esta enfermedad se realiza en función de los síntomas del paciente y con una exploración física del mismo. Se suelen solicitar pruebas diagnósticas como radiografías de la pelvis y de la columna vertebral, cuyo objeto es observar los cambios que se han generado por la inflamación en las vértebras de la médula espinal.

El estudio de la columna vertebral mediante una resonancia magnética ayuda a detectar las lesiones agudas de los pacientes que padecen esta enfermedad. De igual forma, la realización de determinados análisis de sangre puede apoyar este diagnóstico.

La presencia del antígeno HLA B-27 sirve como ayuda al especialista para corroborar el diagnóstico.

¿Cómo se trata la espondilitis?

Actualmente no existe ningún tratamiento que pueda por fin a esta enfermedad. So Algunos medicamentos y técnicas de rehabilitación de la columna vertebral los que alivian los síntomas de dolor y permiten una buena movilidad de la misma, de manera que de evita una evolución desfavorable de la enfermedad.

Lo más importante para el tratamiento de la espondilitis anquilosante es la realización de ejercicios físicos reglados y respiratorios, así como la realización de la práctica deportiva que permita una correcta extensión de la espalda y el mantenimiento de la movilidad de los hombros y las caderas. En cualquier cosa, se recomienda evitar deportes de contacto, dada la posibilidad de un traumatismo articular y óseo.

Diagnóstico de la espondilitis anquilosante

Solo en algunas ocasiones, será necesaria una intervención quirúrgica sobre las articulaciones que se encuentren dañadas que cuenten con una mínima movilidad, generalmente la cadera.

Es posible mantener una buena calidad de vida con la presencia de una enfermedad como la espondilitis anquilosante, pero ante todo, es necesario realizar un diagnóstico a tiempo y seguir ciertas medidas para el control de la columna vertebral en la rutina diaria. ¿Padeces alguna patología en tu columna vertebral? En ICAC son más de 9.000 pacientes contentos que han pasado por nuestro centro de columna para comenzar a vivir una vida sin dolor de columna. Obtén un diagnóstico profesional  a medida con nuestros traumatólogos expertos en columna. Estamos encantados de poder ayudarte y que puedas volver a tu rutina sin dolor.

6 comentarios en «La espondilitis anquilosante, una forma crónica de artritis»

  1. Padezco de esta enfermedad , he dejado pasar mucho tiempo para empezar un tratamiento. Ahora estoy con estudios con reumatólogo, oftalmólogo y cardiólogo. Es terrible la inflamación de mis rodillas, dolor zona sacra, presión alta y me ha salido mal el electro pues ahora a estudios de carótidas y ecografía del corazón. Estos descuidos de mi salud ha afectado mis ojos también
    El cansancio la falta de ganas de hacer las cosas, angustia, es terrible.
    No hay que dejarse estar, después todo se complica mucho. Yo ahora, a mis 51 años , tengo miedo.

    Responder
    • Hola Patricia,
      Cuanto antes se empiece con los tratamientos, mejor. Pero nunca es tarda para empezar a trabajar y realizar rehabilitación para mejorar tu estilo de vida.
      Saludos!

      Responder
  2. Mi hijo tiene un dolor a la rodilla , en la misma pierna tiene hinchado 2 dedos en la otra pierna se le hinchó lo que se dice la guayaba, ahora le duele , que tipo de la exámenes tiene que hacerse para ver si es Apondilitis anquilosante

    Responder
    • Hola Freddy,
      Por lo general se indican radiografías de pelvis y columna para comprobar la inflamación de las vértebras. También puede solicitarse una resonancia magnética y determinados análisis de sangre que puedan apoyar el diagnóstico.
      Saludos

      Responder

Deja un comentario

En el Instituto de Cirugia Avanzada de Columna estamos comprometidos con nuestra comunidad y abiertos a asesorar y responder cualquier cuestión siempre que sea posible.

Para ofrecer un diagnóstico preciso al paciente siempre será necesario una evaluación personalizada y una revisión exhaustiva de su historial médico. Una vez estudiado el caso de manera individualizada, se le recomendará al paciente el tratamiento más adecuado acorde a su patología y/o enfermedad.

Además desde ICAC, nos gustaría recordar que no se realizará la prescipción de ningún medicamento sin una consulta previa.

es_ES

Aviso importante

El ICAC, ahora en la Teknon de Barcelona

Este mes de junio, hemos comenzado nuestra colaboración con la prestigiosa clínica de Barcelona TMEH para ofrecer servicios de columna en el célebre Centro Médico Teknon, uno de los hospitales líderes en salud en Europa. Gracias a esta alianza, proporcionamos un enfoque integral y especializado con las mejores soluciones para quienes sufren de problemas de espalda.

El equipo humano del ICAC, conocido por estar a la vanguardia de la innovación en traumatología, ahora lleva a Barcelona su talento y sus avanzadas técnicas de cirugía ultramínimamente invasiva.

Esta colaboración con TMEH en el Centro Médico Teknon no solo nos permite tratar a más pacientes de manera más efectiva, sino que también refuerza nuestro compromiso con la innovación y la excelencia en el cuidado de la salud.

Estamos entusiasmados de poder ofrecer estos servicios en una de las ciudades más importantes de Europa y continuar liderando el campo de la traumatología y, en este caso concreto, en el tratamiento de la columna vertebral.