Qué son, tipos y diagnóstico de las malformaciones de Arnold-Chiari

La malformación de Chiari es una afección en la cual el tejido cerebral se extiende hacia el canal espinal. Los expertos en columna clasifican esta afección en tres tipos en función de la anatomía del tejido cerebral que se desplaza hacia el canal espinal y de si existen problemas en el desarrollo del cerebro o de la columna vertebral, aunque son dos los tipos más comunes que se pueden observar en pacientes. ¡Sigue leyendo este post!

¿Qué es la malformación de Chiari?

La malformación de Chiari se trata de una afección caracterizada por el descenso de una parte del cerebelo y en ocasiones por el agujero occipital mayor, pudiendo ir acompañado o no de un aumento de líquido cefalorraquídeo dentro del cráneo. El cerebelo es el órgano encargado de controlar el equilibrio y la coordinación neuromuscular.

Se cree que la ocurrencia de la malformación de Chiari es de 1 de cada 1.000 nacimientos pero, con el aumento en el uso de pruebas diagnósticas este número podría ser incrementado y ser una enfermedad más común.

Causas y tipos de malformación Arnold-Chiari en adultos

Causas y tipos de malformación Arnold-Chiari en adultos

Dentro de lo que engloba las malformaciones de Chiari, existen cinco tipos, las cuales probablemente no se encuentren relacionadas entre sí y siendo muy común encontrar pacientes con malformaciones de tipo 1 y 2.

Las malformaciones de Chiari aparecen por causas naturales, cuando la parte del cráneo que contiene el cerebro es demasiado pequeña o presenta alguna deformidad, de manera que ejerce presión y se desplaza su parte inferior hacia el canal espinal.

Aunque no se conoce con exactitud la causa de la aparición de una malformación de Chiari, se cree que un problema durante el desarrollo del feto podría causar la formación anormal del cerebro. De igual forma, otras teóricas sugieren que la exposición a productos químicos, una falta de vitaminas y nutrientes y una infección durante el embarazo puede predisponer al problema a contar con estar enfermedad.

Malformación de Chiari tipo 1

La malformación de Chiari tipo 1 se produce cuando la sección del cráneo que contiene una parte del cerebro, el cerebelo, es demasiado pequeña o está deformada, de manera que empuja y ejerce una presión sobre el cerebro. La parte inferior del cerebelo, lo que conoce con el nombre de amígdalas, se desplaza hacia el canal espinal superior.

Qué es la malformación de Chiari

Malformación de Chiari tipo 2

Las malformaciones de Chiari tipo 2 se pueden observar comúnmente en bebés que nacen con espina bífida. En este caso, la cantidad de líquido cefalorraquídeo que desciende por el canal espinal es mayor que en el tipo I. La causa principal de la malformación de Chiari tipo 2 aparece como consecuencia de que la médula espinal y canal medular no se cerraron de manera adecuada antes de nacer.

Signos y los síntomas de la malformación de Chiari tipo 1

En muchos casos de pacientes con la malformación de Chiari tipo 1 pueden ser asintomáticos, o es posible que los síntomas nunca sean lo suficientemente graves para provocar un diagnóstico, apareciendo generalmente durante la infancia tardía o la edad adulta.

Algunos de los síntomas más comunes de una malformación de Chiari tipo 1 pueden ser dolores de cabeza, que aparecen tres toser, estornudar o realizar esfuerzos de forma repentina. Dolores de cuello, mareos, entumecimiento y hormigueo en las manos y los pies, junto a una mala coordinación de las extremidades superiores y una marcha inestable son síntomas muy frecuentes en pacientes que presentan una afección de este tipo.

Malformación de Chiari tipo 1

De igual forma, aunque con frecuencia, los pacientes con malformación de Chiari tipo 2 presentan una curvatura de la columna vertebral relacionada con el deterioro de la médula espinal, junto con problemas respiratorios.

Síntomas de la malformación de Arnold-Chiari tipo 2

Tal y como se ha indicado anteriormente, los signos y síntomas de la malformación de Chiari tipo 2 se relacionan con los de la espina bífida. Algunos de esta sintomatología son cambios en el patrón respiratorio, movimientos de los ojos rápidos hacia ambos lados, debilidad en los brazos y problemas de ingestión.

Diagnóstico y tratamiento de la Malformación de Chiari

Para diagnosticar una malformación de Chiari en primer lugar, el especialista revisará los antecedentes médicos, evaluando los síntomas de cada paciente y realizando una primera exploración física. Las pruebas de diagnóstico que se pueden realizar para confirmar el diagnóstico pueden ser rayos X, una tomografía computarizada o una resonancia magnética.

Signos y los síntomas de la malformación de Chiari tipo 1

El tratamiento de la malformación de Chiari depende de la gravedad y las características de la afección. En los casos en que los síntomas son muy evidentes, se requiere una cirugía para aliviar dichos signos y detener la evolución de esta patología. La cirugía más frecuente para tratar las malformaciones es la descompresión de la fosa posterior.

Si presentas alguno de los síntomas que se han indicado en este post, te recomendamos ponerte en contacto en manos de un experto en columna. En ICAC contamos con un equipo de traumatólogos expertos  en columna vertebral que pueden ayudarte a recuperar tu calidad de vida. Gracias a las técnicas de columna más avanzadas, podremos brindaros el mejor servicio. ¡Cuenta con nosotros!

Deja un comentario