Clínica de traumatología para tratar el síndrome facetario

Síndrome de la articulación facetaria: qué es, qué lo causa y cómo tratarlo

Nuestra columna vertebral es una estructura vital que nos permite mantenernos erguidos y llevar a cabo nuestras actividades diarias con normalidad. Sin embargo, cuando esta se lesiona, ya sea debido a la edad, el desgaste o lesiones específicas, puede causar dolor y limitaciones significativas en nuestra vida cotidiana. Por esta razón, es fundamental cuidar nuestra espalda y estar alerta a cualquier señal de malestar para buscar atención médica especializada lo antes posible.

dolor cervicales y lumbares síndrome facetario

¿Qué es el síndrome facetario?

El síndrome facetario se refiere a un conjunto de síntomas asociados con la degeneración o lesión de las articulaciones facetarias, que son pequeñas articulaciones ubicadas en la parte posterior de la columna vertebral que conectan las vértebras entre sí.

Estas articulaciones desempeñan un papel crucial en la estabilidad y movilidad de la columna vertebral. Cuando estas articulaciones se inflaman o se desgastan, pueden causar dolor en la espalda que puede irradiarse hacia otras áreas, como los glúteos o los muslos.

Diferentes tipos de síndrome facetario

Existen diferentes tipos de síndrome facetario que se clasifican principalmente según la ubicación en la columna vertebral afectada. Cada tipo de síndrome facetario presenta síntomas específicos y requiere enfoques de tratamiento particulares para abordar eficazmente el dolor y mejorar la calidad de vida del paciente.

Los tipos más comunes de síndrome facetario son:

  • Síndrome Facetario Lumbar: Los síntomas más frecuentes incluyen dolor en la parte baja de la espalda que puede irradiarse hacia las nalgas y los muslos, rigidez y dificultad para moverse.
  • Síndrome Facetario Cervical: Los síntomas típicos son dolor en el cuello, que puede extenderse hacia los hombros y los brazos, y limitación en la movilidad del cuello.
  • Síndrome Facetario Torácico: Menos común que los anteriores, los síntomas pueden incluir dolor en la parte media de la espalda y dificultad para respirar profundamente debido al dolor.

Causas del síndrome de las articulaciones facetarias

Las causas del síndrome de las articulaciones facetarias pueden variar y suelen estar relacionadas con el desgaste, la degeneración o las lesiones de estas pequeñas articulaciones ubicadas en la columna vertebral.

Entre las principales causas del síndrome facetario se destacan:

  • Envejecimiento: Con el paso del tiempo, las articulaciones facetarias pueden experimentar desgaste debido al proceso natural de envejecimiento, lo que puede provocar inflamación y dolor.
  • Lesiones Traumáticas: Accidentes, caídas o lesiones deportivas pueden causar daño directo a las articulaciones facetarias, llevando a la inflamación y al desarrollo de síntomas facetarios.
  • Desgaste por Uso Repetitivo: Actividades laborales o deportivas que implican movimientos repetitivos de la columna vertebral pueden desgastar las articulaciones facetarias, aumentando el riesgo de desarrollar síntomas facetarios.
  • Condiciones Degenerativas: Enfermedades como la osteoartritis o la espondilosis pueden afectar las articulaciones facetarias, causando inflamación, deterioro y dolor.
  • Factores Genéticos: Algunas personas pueden tener una predisposición genética que las hace más susceptibles a desarrollar síntomas facetarios debido a cambios estructurales en las articulaciones.

dolor lumbares síndrome facertario

¿Cuáles son los síntomas del síndrome facetario lumbar y cervical?

El síndrome facetario puede manifestarse en diferentes regiones de la columna vertebral, siendo la lumbar y la cervical las más comunes. A continuación, describimos los síntomas característicos de cada tipo:

En cuanto a los síntomas del Síndrome Facetario Lumbar, los mismos son:

  • Dolor en la parte baja de la espalda: Este es el síntoma más común y suele ser localizado en la región lumbar. El dolor puede ser constante o intermitente y puede empeorar con ciertos movimientos o posturas.
  • Dolor que se irradia: El dolor lumbar puede irradiarse hacia las nalgas, los muslos e incluso llegar hasta las rodillas, causando molestias y limitando la movilidad.
  • Rigidez lumbar: Puede experimentarse rigidez en la espalda, especialmente por la mañana o después de períodos prolongados de inactividad.

Por otro lado, los síntomas del Síndrome Facetario Cervical son los siguientes:

  • Dolor en el cuello: El síntoma principal es el dolor localizado en la región cervical, que puede ser constante o aparecer de forma intermitente.
  • Dolor que se extiende hacia los hombros y los brazos: El dolor cervical puede irradiarse hacia los hombros, los brazos e incluso llegar hasta las manos, causando molestias y sensación de hormigueo o adormecimiento.
  • Limitación en la movilidad del cuello: Puede existir dificultad para mover el cuello en todas sus direcciones debido al dolor y la rigidez.

Diagnóstico y tratamiento para el síndrome de la articulación facetaria

El diagnóstico del síndrome de la articulación facetaria comienza con una evaluación clínica detallada por parte de un especialista en columna vertebral. Durante esta evaluación, el médico realizará preguntas sobre los síntomas, llevará a cabo un examen físico y puede solicitar pruebas de diagnóstico por imagen para confirmar el diagnóstico.

Las pruebas de diagnóstico más comunes incluyen radiografías, resonancia magnética (RM) y tomografía computarizada (TC), que permiten visualizar las articulaciones facetarias y detectar cualquier anormalidad o degeneración.

En cuanto al tratamiento del síndrome de la articulación facetaria, el mismo está dirigido a aliviar el dolor, mejorar la función y calidad de vida del paciente. Dependiendo de la gravedad de los síntomas y la causa subyacente, se pueden considerar diferentes opciones:

  • Tratamiento Conservador: Incluye medidas como reposo, fisioterapia, medicamentos antiinflamatorios no esteroides (AINEs) para reducir el dolor y la inflamación, y técnicas de manejo del dolor como la infiltración facetaria con corticosteroides para aliviar el dolor.
  • Terapias Alternativas: Algunos pacientes pueden beneficiarse de terapias alternativas como la acupuntura, la quiropráctica o la osteopatía para aliviar el dolor y mejorar la movilidad de la columna vertebral.
  • Tratamiento Intervencionista: En casos más resistentes, se pueden considerar procedimientos como la radiofrecuencia facetaria, que consiste en la aplicación de calor controlado en las articulaciones facetarias para interrumpir la transmisión de las señales de dolor.
  • Cirugía: En casos severos y cuando otros tratamientos no han proporcionado alivio, se puede considerar la cirugía de fusión facetaria o la denervación de las articulaciones facetarias como último recurso para estabilizar la columna vertebral y aliviar el dolor.

¿Cuánto dura el síndrome facetario?

El síndrome facetario puede variar en duración según la gravedad de los síntomas, el tipo de tratamiento recibido y la respuesta individual de cada paciente. En general, los episodios agudos de dolor facetario pueden durar desde semanas hasta meses, mientras que los síntomas crónicos pueden persistir durante más tiempo si no se trata adecuadamente.

dolor cervicales sindrome facetario

Clínica en Madrid para tratamiento del síndrome de la articulación facetaria

Como líderes en el tratamiento avanzado del síndrome de la articulación facetaria, en ICAC, Instituto Avanzado De Columna y Endoscopia en Madrid, contamos con un equipo de doctores reconocidos internacionalmente, expertos en columna vertebral, y ofrecemos técnicas de cirugía avanzada y endoscopia para abordar este síndrome de manera precisa y efectiva.

En ICAC nuestros especialistas están comprometidos en ofrecer el mejor cuidado para tratar el síndrome de la articulación facetaria. Invitamos a quienes padecen esta lesión a pedir una cita con nuestro equipo para iniciar su tratamiento y recuperar la salud de su columna vertebral lo antes posible.

Deja un comentario

En el Instituto de Cirugia Avanzada de Columna estamos comprometidos con nuestra comunidad y abiertos a asesorar y responder cualquier cuestión siempre que sea posible.

Para ofrecer un diagnóstico preciso al paciente siempre será necesario una evaluación personalizada y una revisión exhaustiva de su historial médico. Una vez estudiado el caso de manera individualizada, se le recomendará al paciente el tratamiento más adecuado acorde a su patología y/o enfermedad.

Además desde ICAC, nos gustaría recordar que no se realizará la prescipción de ningún medicamento sin una consulta previa.

es_ES